Protección activa contra incendios


Sistemas de rociadores automáticos

Cómo funcionan:

Los sistemas de rociadores son instalaciones automáticas de extinción de incendios. Detectan, avisan, controlan y llegan a extinguir en determinados tipos los incendios que han comenzado, antes de que crezcan y se conviertan en incontrolables. El principio mediante el cual los rociadores funcionan es tan sencillo como seguro.

El rociador está instalado siguiendo una determinada distribución en las áreas que hay que proteger. Si como resultado de un incendio la temperatura de los alrededores de un rociador se incrementa por encima de la de tarado del mismo, el rociador se abre y el agua se descarga sólo en la zona del incendio. Al mismo tiempo, el sistema de alarma avisa de su funcionamiento.

Cuando el fuego ha sido extinguido, los rociadores abiertos son cambiados por otros nuevos y el sistema está de nuevo listo para funcionar.

 

Campos de aplicación:

Almacenes, industrias, edificios de producción, zonas de almacenamiento, almacenes de estanterías autoportantes, hoteles, ferias, centros de compras, hipermercados, supermercados, edificios de oficinas, hospitales, industrias alimentarias, industrias cinematográficas, fotografía, pintura, detergentes, plásticos, industrias de procesado de papel y madera, trabajos de galvanizado, tratamiento de residuos, CPD, archivos sumamente valiosos y bancos, entre otros.

 


Sistemas de agua pulverizada

agua pulverizadaCómo funcionan:

El sistema de agua pulverizada funciona principalmente como un sistema de rociadores, salvo que tiene boquillas de extinción abiertas y, en caso de fuego, descarga grandes cantidades de agua sobre todo el área protegida. Se usa para proteger edificios completos o sólo partes de ellos, así como protecciones locales para objetos, con alta sensibilidad al calor, fácilmente inflamables y donde exista el riesgo de que un incendio se expanda rápidamente.

 

Campos de aplicación:

Centrales nucleares, centrales térmicas, almacenes de incineración de desechos, silos, plantas de fabricación, hangares de aeroplanos, escenarios de teatros, estaciones de transformación, galerías de cable, ferrys, túneles, tanques de gas y petróleo, estaciones de trasiego de combustible líquido, etc.